Blanqueo de Capitales No Profesionales

Blanqueo de Capitales No Profesionales

En este artículo, vamos a indicar los diferentes indicios de existencia de Blanqueo de Capitales No Profesionales.

Te puede interesar: Ventajas e Inconvenientes del Dinero Digital

-El manejo de billetes pequeños o grandes que no se corresponden con los que normalmente se reciben en el negocio del cliente (los billetes pequeños son típicos del tráfico minorista de drogas; los grandes, del sobreprecio en negro en transacciones de alto valor, como compraventas de inmuebles).

-La realización de transferencias de fondos internacionales por personas que no han salido nunca de su localidad y que no realizan actividad comercial ni tienen contactos en el extranjero que justifiquen esos movimientos de dinero.

-La constitución y rescate anticipado de pólizas de seguros de vida y de fondos de inversión, para justificar el origen de fondos opacos.

-El uso de tarjetas de crédito para giros internacionales reiterados, que puede encubrir fraude.

-Las conductas impropias en los negocios, como puede ser la asunción de riesgos inútiles, como pasar físicamente fronteras un particular transportando metales preciosos o elevadas cantidades de dinero en efectivo.

-Los movimientos de dinero reiterado en clientes sin actividad negocial que los justifique, como pequeños autónomos o empleados.

-Las transferencias rápidas de bienes recién adquiridos, con pagos al contado.

-La utilización de sucursales bancarias pequeñas en ciudades apartadas del domicilio del cliente, para hacer grandes transferencias.

-Los resultados irreales de un negocio o el crecimiento comercial inusualmente rápido de éste.

-Las repentinas reactivaciones de cuentas bancarias; o las elevadas transacciones a cargo de clientes nuevos, aunque desconocidos para el banco.

-Negocios de difícil justificación, como la compra de maquinaria usada en África.

-Las cesiones reiteradas de una cuenta bancaria para operaciones de terceros.

-La innecesaria complejidad en los movimientos de dinero para terminar en compras o pagos que no necesitan esa complejidad.

-La existencia de una relación de cuentas aparentemente independientes pero que terminan girando a unas mismas personas o recibiendo dinero de esas mismas personas.

-Las operaciones de transferencias internacionales que se realizan en una pequeña sucursal bancaria impropias de ésta y que siempre coincide que las hace el mismo empleado (indicio de que el empleado está involucrado en el fraude). En ocasiones, es el mismo banco el que organiza el blanqueo, caso típico de los paraísos fiscales.

-Que el cliente sea reacio a facilitar información sobre el origen y el destino del dinero o a identificar a sus destinatarios finales.

-La alusión a herencias no demostradas como origen de los fondos; especialmente si se une a la realización de giros al extranjero que denotan alto valor económico sin que ello tenga reflejo en la mejora del nivel de vida del heredero.

-Los movimientos muy elevados, rápidos o frecuentes de dinero en general.

-La frecuencia en las cantidades que se giran desde una cuenta a proveedores no controlados por el banco, especialmente si se dirigen a destinatarios aparentemente no conectados entre sí, y más si los importes están cerca del límite legal pero son inferiores a éste.

-El que el supuesto empresario muestre desconocimiento sobre elementos ordinarios del negocio que aparentemente dirige.

-La ejecución de movimientos de dinero atípicos para el perfil del negocio y del cliente que los realiza.

-La reiteración de retiradas de dinero en efectivo mediante tarjetas de crédito, sobre todo en el extranjero y sin justificación suficiente.

-El cargar a una misma cuenta corriente bancaria las operaciones de distintas tarjetas de crédito de diferentes titulares.

-La constatación de que se estén pagando precios de mercado irregulares en la adquisición de mercaderías.

-Los pagos por servicios intangibles o difícilmente demostrables, como estudios técnicos, de mercado, software, etc.

-La existencia de un patrón de pagos anómalo. Que una empresa genere mucho flujo de dinero sin correspondencia con el costo de personal o los demás costes generales propios de su actividad (analizando ratios de cobros y pagos, volumen de empleados, cargas sociales, costes de infraestructura)

-Las transferencias de fondos a extranjero, inusuales o sospechosas para el negocio de que se trate.

-El uso de décimos de lotería premiados, especialmente si responden a una suerte inusual.

-Las compras de inmuebles de valor convencional de difícil justificación económica objetiva., como viviendas de lujo o grandes propiedades rústicas, o los precios de compra irreales de propiedades, especialmente si se revenden rápidamente con gran plusvalía. Es sospechoso que el adquiriente final sea una mercantil o que la propiedad se rehipoteque (se hace esto para justificar los sucesivos e inexplicables incrementos en el precio de cada transacción).

Te puede interesar: Blanqueo y Antiblanqueo de Capitales

Para cualquier duda de Blanqueo de Capitales, no dudes en ponerte en contacto con nuestro Despacho llamándonos al +34 644027349 o a través del correo electrónico info@zaballos.es.

Autor: Pedro Mendoza, Responsable Fiscal y Contable de Zaballos Abogados

es_ESSpanish

Contáctenos

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, deseas hacernos una consulta? cuéntanos, estamos para ayudarte.

¿Podemos ayudarte?