Blanqueo y Antiblanqueo de Capitales

Blanqueo y Antiblanqueo de Capitales

Fuera de los ambientes especializados de la Economía y el Derecho, el blanqueo y antiblanqueo de capitales era casi desconocido, si bien, es casi cotidiano encontrar en los medios de comunicación alguna referencia a este término.

Esta expresión suele aparecer asociada a noticias de delincuencia, fortunas turbias, escándalos políticos, paraísos fiscales…. Concretamente, el blanqueo se vincula al delito de guante blanco o el de las grandes fortunas ubicadas en regiones paradisíacas.

Pero, ¿qué es exactamente el blanqueo?, ¿cómo se lleva a cabo?, ¿cuál es su importancia política y económica en el mundo actual?, ¿y el antiblanqueo? Son términos poco conocidos para la mayoría de las personas e incluso para los profesionales jurídicos y financieros que no se dedican a la especialidad.

La doctrina dictada por la Jurisprudencia Española aporta una gran calidad técnica, ahora bien, está soportada en el campo del Derecho penal (sobre el delito de legitimación de capitales o en menor medida en el corporativo deontológico de la Abogacía, concretamente sobre la tensión entre el secreto profesional del abogado/a y los intentos de establecer la obligación activa de informar en los casos sospechosos de blanqueo).

Frente a la visión del antiblanqueo como técnica penal o criminológica, o como problema de la ética del letrado/a, se debe considerar como una institución que sólo es comprensible si se considera su desenvolvimiento multidisciplinar.

La represión y la prevención del blanqueo tiene un componente propio del Derecho penal, pero la generalidad de la acción antilavado tiene lugar en otros campos jurídicos (Derecho tributario, Derecho mercantil internacional) y extrajurídicos (diplomacia, relaciones políticas y económicas internacionales).

Derecho, Política y Economía, el triángulo asociativo que reduce la visión de sus instituciones haciendo que sólo se tenga en cuenta uno de sus vértices. El blanqueo es un problema económico, jurídico y político, y sólo será comprensible y eficaz, si se aborda desde un punto de vista multidisciplinar.

Las cínicas declaraciones de los políticos que prometen cada cuatro años, con su acostumbrada firmeza e ineficacia, su determinación de acabar con el blanqueo internacional o con los paraísos fiscales, mientras se dedican a negociar con ellos en secreto para sacarlos de las listas negras de territorios no cooperantes a cambio de recibir de ellos contratos públicos o ventajas comerciales, como colocar sus emisiones de deuda pública. Todo ello forma parte de un juego peligroso, persistente en el tiempo y muy complejo de sanear.

Como opinión particular, la lucha antilavado está frenada por los propios Estados que la promueven, es selectiva, y no se corresponde con el esfuerzo que se deduciría de las proclamas públicas y continuadas que los Estados hacen sobre su supuesto interés en erradicar el blanqueo de capitales.


El Blanqueo y Antiblanqueo de Capitales como concepto

El lavado o blanqueo de dinero puede considerarse como las operaciones por las que los activos generados por actividades ilícitas, como delitos o fraudes fiscales, se reintroducen en el sistema económico aparentando origen lícito.

El blanqueo puede considerarse como una actividad arraigada que frecuentemente, está asociada a grandes organizaciones delictivas.

La técnica del blanqueo se basa en el principio de que cada paso que se da en el proceso, disminuye el nivel de riesgo. Así, no basta con crear una cadena de compañías de cobertura o realizar múltiples transferencias de fondos para que se pierda la pista del origen de estos. Hay que hacerlo de manera que cada paso suponga una dificultad añadida para los investigadores.

Una estructura mal diseñada puede derivar en que ciertos pasos hagan más llamativa la actuación del blanqueador. ¿Por qué ese mediano empresario adquiere empresas si son innecesarias para la buena marcha de su negocio?

El blanqueo es un delito que incluso se consigna en contratos de servicios, de apariencia legal, y cuyo cumplimiento se exige ante tribunales de justicia puesto que pasan por ser trabajos jurídicos o financieros legales, o como comisiones bancarias cargadas directamente en la cuenta.

Autor: Pedro Mendoza, Responsable Fiscal y Contable de Zaballos Abogados

es_ESSpanish

Contáctenos

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, deseas hacernos una consulta? cuéntanos, estamos para ayudarte.

¿Podemos ayudarte?