Abogados estafa de Juicyfileds

Somos los abogados que representan al grupo mayoritario de afectados por la estafa de Juicyfields

En Zaballos Abogados un bufete de abogados expertos en derecho penal con más de 35 años de ejercicio,  interpusimos la querella colectiva contra Juicyfields y sus responsables ante la Audiencia Nacional en el año 2022. Fuimos los pioneros en la denuncia colectiva, representando a la mayoría de las víctimas de la estafa de Juicyfields. Estamos liderando el caso de Juicyfields ante al Audiencia Nacional, a través de nuestro equipo de abogados expertos penalistas.

Los querellados, mediante la utilización instrumental de la mercantil JUICY FIELDS con sede en Suiza – juicyfields.io/es – y sus filiales en Alemania y Holanda, han urdido una trama defraudatoria a través del siguiente modus operandi:


JuicyFields , permitía en un par de clics y sin solicitar un solo documento de identidad, invertir hasta 180.000 euros mediante transferencia bancaria o criptomonedas. La inversión se destinaba, supuestamente, a cultivar plantas de marihuana en empresas autorizadas legalmente. Al cabo de 108 días se cosechaba la planta, se vendía y se devolvía el dinero invertido con unos intereses que oscilaban entre el 33 y el 66%. Pudiendo retirar el capital obtenido, bien a través de dinero FIAT y/o criptoactivos como Bitcoin, Ethereum o Tether.


La empresa llevaba años funcionando y generando beneficios a sus inversores, a pesar de que distintos expertos alertaron de que podía tratarse de un fraude piramidal.

Las modalidades que ofrecía la empresa para atraer inversores a su supuesto negocio de cultivo de cannabis eran las siguientes:


– JUICY FLASH: con una inversión unitaria de 50€ y una duración de 108 días para la cosecha, el retorno era de 68€ a 83€.


– JUICY HAZE: requería una inversión de 2.000€ y contaba con una duración de 5 años (10 cosechas en total). El retorno iba de 900€ a 1.200€ por cada cosecha.


-JUICY KUSH: con 2.000€, el usuario debía esperar 4 años para concluir su participación. En ese tiempo, se conseguían 12 cosechas (3 por año) y con una rentabilidad de entre 500€ a 750€ euros por cada cosecha.


– JUICY MIST: también con una inversión inicial única de 2.000€, los inversores, en un plazo de 3 años, veían un retorno de entre 300€ y 400€ por cosecha. El total de las mismas era de 12 cosechas (4 por año).


Se debía esperar unos 108 días, que es el tiempo estimado para la que madure la planta y preparar y distribuir la cosecha y finalización del proceso, repartiendo las ganancias por la venta de las plantas a terceros obteniendo así los beneficios económicos que oscila entre los 68 y los 1.200 euros en función de la planta, con unos rendimientos mensuales de entre el 6% y el 14%.

Los querellados, mediante la utilización instrumental de la mercantil JUICY FIELDS con sede en Suiza – juicyfields.io/es – y sus filiales en Alemania y Holanda, han urdido una trama defraudatoria a través del siguiente modus operandi:


JuicyFields , permitía en un par de clics y sin solicitar un solo documento de identidad, invertir hasta 180.000 euros mediante transferencia bancaria o criptomonedas. La inversión se destinaba, supuestamente, a cultivar plantas de marihuana en empresas autorizadas legalmente. Al cabo de 108 días se cosechaba la planta, se vendía y se devolvía el dinero invertido con unos intereses que oscilaban entre el 33 y el 66%. Pudiendo retirar el capital obtenido, bien a través de dinero FIAT y/o criptoactivos como Bitcoin, Ethereum o Tether.


La empresa llevaba años funcionando y generando beneficios a sus inversores, a pesar de que distintos expertos alertaron de que podía tratarse de un fraude piramidal.

Las modalidades que ofrecía la empresa para atraer inversores a su supuesto negocio de cultivo de cannabis eran las siguientes:


– JUICY FLASH: con una inversión unitaria de 50€ y una duración de 108 días para la cosecha, el retorno era de 68€ a 83€.


– JUICY HAZE: requería una inversión de 2.000€ y contaba con una duración de 5 años (10 cosechas en total). El retorno iba de 900€ a 1.200€ por cada cosecha.


-JUICY KUSH: con 2.000€, el usuario debía esperar 4 años para concluir su participación. En ese tiempo, se conseguían 12 cosechas (3 por año) y con una rentabilidad de entre 500€ a 750€ euros por cada cosecha.


– JUICY MIST: también con una inversión inicial única de 2.000€, los inversores, en un plazo de 3 años, veían un retorno de entre 300€ y 400€ por cosecha. El total de las mismas era de 12 cosechas (4 por año).


Se debía esperar unos 108 días, que es el tiempo estimado para la que madure la planta y preparar y distribuir la cosecha y finalización del proceso, repartiendo las ganancias por la venta de las plantas a terceros obteniendo así los beneficios económicos que oscila entre los 68 y los 1.200 euros en función de la planta, con unos rendimientos mensuales de entre el 6% y el 14%.

Cabe mencionar que Juicy Fields solo poseía una parte de sus fondos en criptomonedas. Una gran cantidad de usuarios hacia sus inversiones mediante depósitos bancarios tradicionales. Los 105 millones de euros que aparecen en la cartera de presunta propiedad de la empresa podrían ser solo la punta del iceberg del total de dinero defraudado.


La Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV), la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania. y las autoridades financieras holandesas (AMF) han alertado, después de los sucesos relatados, de una posible organización fraudulenta, al no tener las autorizaciones legales pertinentes para prestar servicios financieros.


Según la CNMV, los chiringuitos financieros son aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo y se caracterizan, además de por cometer fraude a los inversores, por lo siguiente:


• No están registrados en la CNMV ni en el Banco de España. Sólo las empresas registradas han obtenido del supervisor competente una autorización para prestar servicios de inversión, tras acreditar el cumplimiento de ciertos requisitos (capital suficiente, organización y medios adecuados, etc.).


• No están adheridos al Fondo de Garantía de Inversiones o de Depósitos, por lo que los inversores no están protegidos en caso de insolvencia de la entidad no autorizada (las entidades autorizadas son las que contribuyen a estos Fondos con sus aportaciones).


En este enlace de la CNMV se puede verificar si una entidad es un Chiringuito Financiero y se establecen una serie de recomendaciones para actuar contra los mismos cuando se producen fraudes a inversores.

Únete a la querella colectiva contra Juicyfields aquí

Déjanos tus datos para unirte a la querella colectiva ante la Audiencia Nacional o para que te informemos.

Contáctanos

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, deseas hacernos una consulta? cuéntanos, estamos para ayudarte.

Open chat
1
Hola! Quiere chatear con un abogado?
Escanea el código
Hola! Quiere hacer una consulta a un abogado experto?