Los afectados por la mayor estafa de criptomonedas podrían recuperar su dinero

mayor estafa de criptomonedas

Javier Biosca ha remitido un escrito a la Audiencia Nacional reafirmando su disposición a colaborar con la Justicia con el objetivo de quedar en libertad provisional cuatro meses después de su detención. Se ofrece a devolver solo las inversiones iniciales, no las rentabilidades que prometió, por ello reclamamos las cantidades totales.

El bróker, investigado por liderar una de las mayores estafas a través de criptomonedas en España, busca la manera de quedar en libertad provisional. Su defensa ha enviado un escrito a la Audiencia Nacional insistiendo en su disposición a colaborar con la Justicia y reparar el daño ocasionado, que se estima en un perjuicio superior a 470 millones de euros. Para ello, ha pedido al juez instructor, Alejandro Abascal, que le autorice la apertura de una cuenta bancaria donde pueda depositar todo el dinero estafado con el objetivo de que dichas cantidades puedan ser devueltas a los cerca de 600 inversores que confiaron en su empresa, Algoritmhmics Group.

Biosca, en prisión provisional desde el pasado 8 de junio, Javier Biosca dice que no estafó con las criptomonedas y que no pagó por un bloqueo de los bancos ante el juez Abascal que su intención fuera estafar a centenares de clientes, por lo que aseguró que desbloquearía los fondos y devolvería todos los ingresos que recibió, si bien el magistrado no aceptó esta propuesta. Ahora, con el objetivo de ser excarcelado, reformula su oferta y plantea la necesidad de abrir una cuenta, dado que es requisito sine qua non para poder transformar la moneda virtual invertida a euros. Asimismo, tras explicar cómo se haría dicha reconversión y resaltar la importancia de poder disponer de un fondo al que vincular las criptomonedas, señala que los saldos deben quedar “embargados y bloqueados, reteniéndose y confiscándose” para que las devoluciones a los querellantes se garanticen.

Además, aclara que la cuenta bancaria debe estar a su nombre porque también lo están las ‘wallet’ y es un “requisito ‘sine qua non'” para poder hacer esta conversión monetaria que el titular sea el mismo.

El magistrado, que acaba de acordar la prórroga durante un mes la pieza secreta sobre la presunta macroestafa piramidal, aún no ha tomado una decisión al respecto, pues primero quiere conocer la opinión de la Fiscalía sobre si debe acceder a la medida cautelar de libertad provisional para que pueda realizar dichas operaciones económicas, por lo que el pasado 3 de noviembre dictó una providencia para dar traslado del escrito presentado por la defensa del bróker, en el que alega la “notable dificultad, por no decir imposibilidad”, de llevar a cabo la devolución desde el centro penitenciario.

Biosca ha puesto sobre la mesa la posibilidad de adoptar medidas cautelares como “la presentación, incluso a diario si fuere preciso, ante órgano judicial o policial, sin perjuicio de las clásicas medidas de prohibición de abandonar el país, la retirada del pasaporte y la prohibición de expedición de pasaporte nuevo, así como la comunicación a policía de fronteras”.

En todo momento, Biosca hace hincapié en que por contrato solo tiene la obligación de reembolsar el dinero que le dieron los clientes para invertirlo en criptomonedas, dejando fuera los intereses que había prometido, que dice que se excluyeron “expresamente” en los contratos.

A este respecto, denuncia una “desproporción” que ha calificado de “demencial” entre “las cantidades reclamadas y las que realmente pueden ser objeto de devolución en cumplimiento de aquella garantía”. Además, reivindica que esta “controversia” debería incardinarse en la jurisdicción civil, no penal.

Sin embargo, las acusaciones ejercidas por perjudicados, representados por Emilia Zaballos, creen que la oferta de Biosca es insuficiente porque debería resarcir también las rentabilidades pactadas. La Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas, representada por Zaballos Abogados, ha reclamado en un comunicado que Biosca siga encarcelado y que se le permita hacer “las operaciones necesarias con estricta vigilancia”.

No obstante, esta noticia es un éxito para la Asociación, “ya que la avalancha de pruebas que hemos pedido durante el mes de octubre, las que hemos aportado, testigos nuevos que no son afectados que estén personados por la causa, sino posibles colaboradores que le han ayudado y hemos dado todos los nombres para que se les tome declaraciones, han llevado a que el propio Javier Biosca diga que quiere colaborar con la justicia”, indica Emilia Zaballos.

“Si ahora cumple con ello y el juez no le da la libertad pero si le da los recursos y los medios para poder transformar la criptomoneda en moneda podría realmente recuperarse el dinero de todos los afectados”.

Emilia Zaballos agradece enormemente la labor y la difusión que le están dando los medios de comunicación a este tema. Europa Press y La Información ya se han hecho eco de esta noticia en las últimas horas.

Recordar que Biosca y su familia están investigados en la Audiencia Nacional a raíz de las querellas presentadas contra ellos y contra la empresa que crearon en 2019, utilizada para perpetrar la presunta estafa. Algoritmhmics Group ofrecía servicios de inversión en criptomonedas sin contar con la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A través de esta mercantil, sus dueños captaron clientes, a los que prometieron rentabilidades de hasta el 25% semanales por sus ingresos. Las sospechas de fraude comenzaron a partir de los primeros meses de 2020, coincidiendo con la pandemia de la covid-19, cuando la trama empezó a dejar de pagar a la mayor parte de los inversores, situación que se agravó en octubre cuando ya no abonaron ninguna de las cantidades comprometidas.

en_USEnglish

Contact us

Do you have any questions about our services? Do you want to ask us anything? Let us know, we are here to help you.

¿Podemos ayudarte?